Blog

PODOLOGÍA Y NOTICIAS MÉDICAS

Camino.jpg

10 junio, 2014 Consejos útiles

Si vas a realizar el Camino de Santiago o parte de él, seguro que te interesa leer estas recomendaciones para no sufrir mucho de los pies, durante esos días donde los ponemos a prueba. 

Para evitar las ampollas, todos los días antes de comenzar a andar, es aconsejable aplicar un poco de vaselina por el talón, la planta y entre los dedos. 

Al calzarnos ponernos los calcetines de algodón sin costuras, si llevamos zapatillas, y si llevamos botas, además de los de algodón, otro par de lana para ajustar bien el pie en el interior. Prestar atención a no dejar arrugas en los calcetines.

En caso de ampollas, quemar una aguja de coser para estirilizarla, y atravesar la ampolla con la aguja en la que previamente habremos enhebrado un hilo, dejando el hilo dentro de la ampolla para que drene, y cortándolo por los extremos a un par de centímetros de la ampolla.

Después de la jornada es muy recomendable un baño de pies con agua fría o templadita para descansar los pies y reactivar la circulación. A la hora de ducharse es recomendable hacerlo con chanclas para evitar hongos, verrugas… y por higiene!.

Después del aseo dar un masaje en los pies con crema hidratante. Si tenemos alguna herida en los pies, curar esas rozaduras o ampollas, volver a desinfectar con Betadine. Colocar los apósitos cubriendo las lesiones para que estén bien pegados por la mañana cuando pongamos la vaselina.

Dejaremos aireando las botas, incluso si las tenemos húmedas podemos rellenarlas con papel de periódico en su interior para que absorba la humedad.

Para descansar de las botas, lo mejor usar unas sandalias de caminata, que puedas llevarlas a la ducha y mojarlas, y tienen suela especial para caminar.

Feliz Camino!!!


Powered by drivebiz 2017 © Consulta Podólogo Zaragoza Pieamarillo