Blog

PODOLOGÍA Y NOTICIAS MÉDICAS

espolón-calcaneo-en-talón_zaragoza.jpg

El ultrasonido es un tratamiento rápido e indoloro para el paciente, a diferencia de otros tratamientos como infiltraciones, ondas de choque, tenotomías…que son más dolorosas y costosas.

Veamos más a fondo qué es, para qué sirve y cómo lo podemos usar para tratar patologías en el pie:

        1.  Qué es el ultrasonido.
        2.  Indicaciones en el pie: aparato locomotor y sistema circulatorio y nervioso
        3.  Contraindicaciones
        4.  Cómo se aplican los ultrasonidos
        5.  Resumen

1.- ¿Qué es el ultrasonido?

El ultrasonido es el método más rápido y efectivo para la producción de calor en las estructuras articulares y periarticulares. Resulta esencial en afecciones del sistema osteomioarticular.

El ultrasonido estimula la producción de colágeno en el tejido lesionado, aumenta también la flexibilidad y la extensibilidad de este colágeno de neoformación.

Así pues, mejora la calidad de la cicatrización, de la reparación de ligamentos y tendones, que permite a estas estructuras mayor capacidad para soportar las cargas y las presiones.

Casi cualquier problema inflamatorio puede mejorar con un correcto tratamiento por medio de ultrasonidos.


2.- Indicaciones en el pie

En el Aparato Locomotor.

    • Artrosis de articulaciones.
    • Dolores musculares, distensiones, espasmos musculares, puntos gatillo miofasciales.
    • Tendinopatías y enteropatías
    • Bursitis, capsulitis.
    • Síndrome de Osgodd- Slater.
    • Lesiones deportivas, sobrecargas, hematomas, roturas o contusiones musculares
    • Fascitis plantar y espolón calcáneo.
    • Fracturas con retardo en consolidación.

Indicaciones en el Sistema circulatorio y nervioso

    • Distrofia ósea refleja, enfermedad de Raynaud.
    • Cicatrices retráctiles y adherencias postoperatorias.
    • Síndrome del túnel del tarso en fases iniciales.
    • Celulitis.
    • Úlceras varicosas.

3.- Las contraindicaciones de uso del ultrasonidos son:

      • Embarazo.
      • Cáncer.
      • Heridas.
      • Trombosis venosa profunda, embolia y arteriosclerosis severa.
      • Pacientes con hemofilia.
      • Aplicaciones sobre los ojos, sobre el ganglio cervico-torácico, en el área cardíaca en pacientes con enfermedad cardíaca avanzada o con marcapasos, en las gónadas o en las epífisis de crecimiento activas en los niños.

*Se pueden utilizar con implante metálico.


 

4.-¿Cómo se aplican los ultrasonidos?

La aplicación del ultrasonido se realiza previa colocación sobre la piel de gel especial de ultrasonidos, que garantiza la calidad de la aplicación.

El tiempo de aplicación suele rondar entre 5 a 10 minutos en función del área a tratar.

Es un tratamiento rápido e indoloro para el paciente, a diferencia de otros tratamientos como infiltraciones, ondas de choque, tenotomías…que son más dolorosas y costosas.

El comienzo de las sesiones de ultrasonidos, se pueden fijar entre las 24 las 36 horas del traumatismo agudo con una frecuencia de una sesión por día.

En estadíos subagudos y crónicos se pueden aplicar dos sesiones, incluso  3 sesiones por semana, con un tope de unas 10 a 15 sesiones.



5.- En resumen

Los ultrasonidos  proporcionan una solución sin molestias en menos de 10 minutos, reduciendo el dolor y la inflamación en aproximadamente 48-72 horas y reparando los tejidos blandos en 4-12 semanas.

En la consulta de podología contamos con el equipo de ultrasonidos para poder ayudarte con tus patologías en el pie, no dudes en preguntarme tus dudas, estaremos encantados de atenderte.



sobrepeso-y-dolor-de-pies_bascula_podologos-zaragoza-1200x799.jpg

El dolor de pies y piernas es un síntoma frecuente, tanto en jóvenes como en mayores, sobre todo en  personas que pasan muchas horas de pie al día, a esto hay que sumarle más complicación cuando existe obesidad o sobrepeso. Un estudio reciente muestra un dato alarmante, el 90% de los individuos con dolor en el talón, tienen sobrepeso.

Entre los problemas más comunes en los pies, que están vinculados al exceso de peso, podríamos destacar:

  • molestias en los tobillos,
  • fascitis plantar,
  • aparición de espolones,
  • dolor en la almohadilla grasa del talón y
  • problemas de duricias, por utilizar el calzado destalonado o chanclas.

Después de las Navidades, parece que hay un empeño especial por perder esos kilos de más, cogidos por los excesos en las comidas.  Justamente ahora, encontramos mayor incidencia en personas con sobrepeso, aquejadas de dolor de pies, porque han comenzado a realizar ejercicio para bajar peso de forma regular.

Para realizar este ejercicio en casos de sobrepeso es necesario que adaptemos el calzado deportivo.

Algunos consejos para evitar estas molestias son:

  • Elegir zapatillas con mucha amortiguaciónuna suela gruesa, antideslizante, para disminuir el impacto de la pisada y hacer sufrir menos las articulaciones, así como las plantas de los pies.
  • Adicionalmente es recomendable utilizar plantillas personalizadas por el podólogo, mientras se realiza ejercicio. Puede ser beneficioso para reducir el dolor. Las órtesis o plantillas proporcionan el soporte necesario que necesita el pie, para realizar el ejercicio sin dolor.
  • Hidratar correctamente los pies, porque son muy propensos a padecer dolorosas grietas en los talones debido a mala vascularización y a que la reducida movilidad les empuja a utilizar chanclas y zapatillas destalonadas (son más cómodas de quitar y poner).
  • Prestar atención a los niños obesos, ya que sufren más aplastamiento sobre el pie, lo que le provoca el descenso en el arco plantar interno. Esto repercute directamente en la constitución de las piernas, en la alineación de las caderas y en la formación de la columna vertebral.

Si te aparece cualquiera de estos problemas comentados en este artículo, piensa que el pie, te está avisando de que existe un problema, y que necesita ayuda. Acude a tú podólogo de confianza, para que ponga la solución más adecuada.


mujer-cancer-mama_podologos-zaragoza-1-1200x979.jpeg

23 diciembre, 2017 NoticiasPodología general

En el post de hoy quiero hacer eco de un estudio reciente, en el que se relaciona mujer con cáncer de mama, quimioterapia y salud del pie.

El estudio ha sido dirigido por la doctora Patricia Palomo, profesora del Grado de Podología de la Universidad de Extremadura (UEX), en colaboración con otras universidades.  Se ha analizado el impacto en la calidad de vida relacionada con la salud del pie en mujeres con cáncer de mama sometidas a tratamiento de quimioterapia.

El estudio evaluó los síntomas que aparecieron en los pies de mujeres con cáncer de mama con quimio, con el fin de desarrollar estrategias para prevenir estos síntomas y mejorar la calidad de vida de estas mujeres.

Ciertos fármacos de la quimioterapia pueden causar el llamado síndrome mano-pie o eritrodisestesia palmoplantar, una reacción cutánea ocurrida cuando se filtra una pequeña cantidad de medicamento fuera de los capilares (pequeños vasos sanguíneos) en la piel, especialmente en la de las palmas de las manos y las plantas de los pies, causando daños en los tejidos circundantes.

Las personas que lo padecen sufren enrojecimiento, hinchazón y dolor en las palmas de las manos y/o las plantas de los pies, apareciendo incluso ampollas.

El estudio reveló que el 94% de las participantes manifestaron tener problemas en los pies una vez iniciado el tratamiento de quimioterapia.

Un examen físico reveló que las alteraciones más frecuentes en los pies fueron:

  • anomalías en las uñas (46%),
  • dolor generalizado (36%),
  • grietas y sequedad (20%),
  • parestesia (19%),
  • inflamación (10%),
  • varices (8%),
  • dedos deformados (7%),
  • helomas y dureza (4%).

Algunas pacientes sufrieron más de una de estas alteraciones al mismo tiempo. El 4% de las pacientes no presentaron ninguno de estos signos y síntomas después de la quimioterapia.

Los resultados demuestran que las mayores alteraciones afectan al dolor y a la función de los pies, y cómo, debido a esta afección, disminuía la actividad física y la capacidad social de estas pacientes.  “Muchas mujeres dejan de realizar actividades sociales porque no se encuentran bien y no tienen vigor”.

Resumiendo, el cuidado y la prevención adecuados de los pies pueden ser extremadamente importantes para prevenir la aparición o el desarrollo de lesiones, dolor, infecciones y/o deformidades durante el proceso de quimioterapia.

En mi consulta he tratado a mujeres con estas características y estos síntomas, existen tratamientos para mejorar la clínica y la calidad de vida. Si es tú caso, no dudes en consultarme, seguro que puedo ayudarte.


Powered by drivebiz 2017 © Consulta Podólogo Zaragoza Pieamarillo