La importancia de un buen calzado de seguridad

6 septiembre, 2013
calzado-laboral.jpg

Escoger adecuadamente el calzado laboral evitaría cerca del 80 por ciento de las dolencias en los pies y espalda.

En este sentido, se recomienda la realización de un estudio de la pisada para que tras obtener un diagnóstico del pie realizado por un profesional, se pueda escoger adecuadamente el calzado laboral. Si bien es cierto que cada profesión conlleva unos riesgos intrínsecos y problemas derivados, entre los más comunes destacan los atrapamientos, los golpes, cortes, pinchazos, laceraciones, contusiones,  aplastamientos, fracturas o, incluso, amputaciones.

Además,  el realizar posturas forzadas como estar de cuclillas o las posturas estáticas pueden provocar sobrecargas en el aparato locomotor, trastornos circulatorios y fascitis plantar, entre otras molestias.

Entre los sectores laborales más afectados por este tipo de dolencias destacan aquellos en los que la postura es estática o suponen mucho tiempo erguido o caminando como pueden ser peluquería, estética, magisterio, operarios de fábricas, profesionales del sector sanitario, comerciales o azafatas, entre otros.

Se aconseja de modo general, la utilización de un calzado con contrafuerte resistente, realizado en piel (aportará mayor confort, flexibilidad y transpirará mejor el pie) y un tacón ergonómico que no supere los tres centímetros, para aportar mayor comodidad a la pisada y ayudar a la reducción de las molestias derivadas de cada profesión.

Powered by drivebiz 2017 © Consulta Podólogo Zaragoza Pieamarillo