Blog

PODOLOGÍA Y NOTICIAS MÉDICAS

zapatos-de-tacones.jpg

Ahí está el dilema,¿ puedo o no llevar tacones altos?, ¿mejor el calzado plano?…..Hasta Julia Roberts parece tenerlo claro, según pudimos ver en el estreno de su última película en Cannes hace unos días, subiendo descalza las escaleras de la alfombra roja…

El uso del calzado con mucho tacón o muy plano, no es lo mejor para nuestra salud. Nuestros pies no están diseñados para calzarnos unos tacones de aguja de 10 centímetros, ni tampoco una bailarina o cocotelas que son completamente planas.

Aunque las bailarinas puedan resultar más ligeras y más cómodas en un principio, el hecho de obligar al pie a caminar en esa posición tan aplanada, va a suponer un esfuerzo añadido para la fascia plantar al despegar el pie del suelo.bailarinas_podologos Zaragoza

Con el tacón elevado, el peso del cuerpo recae a la parte anterior del pie y produce metatarsalgias. Además, la altura del tacón también altera la postura. Se produce un acortamiento de toda la cadena muscular posterior, un adelantamiento del centro de gravedad, que se compensa con una anteposición pélvica, lo que produce una ligera rectificación de la curvatura lumbar y la consecuente apariencia de zona glútea prominente.

Con las bailarinas se nos va a producir con más posibilidad fascitis plantar y talalgias. Lo que nos ocurre con las bailarinas es muy similar a lo que pasa al llevar las chanclas de playa en verano en exceso.

Por eso tanto el tacón elevado como el calzado tan plano, se puede llevar, claro que sí, pero no en exceso, para evitar los problemas que estamos comentando.tacones_podologos Zaragoza

Lo ideal es que el calzado que usemos, lleve unos 2 a 3 cm de tacón, éste va a permitir que el movimiento sea más rápido, más cómodo y más fácil, sin sobreesfuerzos para el pie y la pierna.

Ante la gran oferta de calzado de moda, usa la cabeza y compra lo más adecuado para tus pies, ellos te lo agradecerán.


talones-agrietados.jpg

Llega el verano y las sandalias asoman en el armario, pero hay que prevenir las molestas grietas en los talones para lucir esas sandalias y tener unos pies saludables al mismo tiempo.  Son lesiones que a menudo no se les da importancia, pero que pueden producir la aparición de complicaciones como la infección y el dolor.sandalias y grietas en los talones_podologos Zaragoza

Suelen aparecer en talones con la piel demasiado seca y descamada. La piel seca es mucho más frágil que una piel normalmente hidratada. Esta circunstancia hace que la piel se vaya rompiendo, siguiendo los dermatoglifos de la piel del talón, hasta producir la aparición de la grieta.

La formación de dureza en los talones suele ir unida al uso de calzado abierto por el talón y a la falta de una correcta hidratación.

Existen otros factores predisponentes, que influyen a la aparición de las grietas en los talones, como: La obesidad, alteraciones en la estructura del talón (calcáneo valgo etc.). La hiperqueratosis (callosidades), la Neuropatías, el uso de zapatos sin contrafuerte, la falta de hidratación y cuidado de la piel.

Se pueden presentar en otras enfermedades dermatológicas como es el caso de la micosis del pie o pie de atleta, la psoriasis, la queratodermia palmo-plantar o distintas formas de queratolisis.

Dicho todo esto, veamos cuál es el tratamiento adecuado:grietas en los talones_podologos Zaragoza

Lo primero es tratar la sequedad de la piel con el uso de cremas hidratantes ricas en lanolina, ácido láctico o urea.

El uso de cremas con urea debe ser supervisado por el Podólogo, ya que puede agravar el dolor si se usan altas concentraciones de la misma.

También deben aplicarse antisépticos de la piel y es de gran ayuda el uso de pomadas cicatrizantes cuando las grietas son muy profundas.

Consejo para evitar tus talones agrietados:

El cuidado e hidratación de la piel es importante, la aplicación de cremas exfoliantes y limpiar las callosidades.

Si estas grietas persisten hay que buscar la causa, por lo que te recomiendo una visita a tú podólogo, seguro que la solución será más rápida y eficaz si se realiza por el profesional adecuado….y atento a las publicidades milagrosas que nos bombardean, no siempre son tan eficaces como prometen.


pisada.jpg

El Colegio de Podólogos de la Comunidad Valenciana, da unas buenas razones para desconfiar de los estudios de la pisada que ofrecen de forma gratuita algunas tiendas de deportes, con el fin de asesorar a los clientes a la hora de comprar unas zapatillas de deporte.

En el siguiente artículo, que me parece muy interesante, se dan cuatro razones de peso para que, si estás pensando en hacerte este estudio, lo hagas en el lugar adecuado, una clínica podológica. Además, se advierte de los peligros que puede suponer seguir consejos de personal no cualificado.

1- El estudio de la pisada es una prueba incompleta. En una tienda de deportes solo van a poder realizarte un estudio de la pisada simple. Un podólogo te realizará un estudio completo no solo de la pisada sino de la marcha para ver el movimiento del cuerpo durante la carrera y el efecto que tiene sobre la pisada.

2- No se puede diagnosticar una alteración biomecánica solo con el estudio de la pisada. El estudio que puedan realizarte en una tienda de deportes es una prueba insuficiente para poder detectar alguna disfunción biomecánica. El pie no funciona de forma independiente, es necesario estudiar el resto de cuerpo para poder recomendar un tipo de calzado. Por ejemplo, una recomendación mal realizada de utilización de unas alzas para un zapato puede provocar lesiones como una lumbalgia.

3- Los responsables de los estudios en las tiendas no son profesionales de la podología. En cualquier tema relacionado con la salud de nuestro cuerpo es importante dejarse aconsejar por profesionales con la formación sanitaria adecuada. En este caso, los podólogos somos los únicos capacitados para ofrecer diagnósticos médicos sobre el tipo de pisada de las personas.

4- La tienda quiere venderte unas zapatillas, el podólogo cuidar tu salud. ¿De quién crees que te debes fiar?

exploracion de la pisada, huellas del pie, podologos Zaragoza

estudio de la pisada, tienda de deportes


parches-callicidas-1200x1130.jpg

Con relativa frecuencia llegan pacientes a la consulta con la quemadura y dolores de un dedo o de una zona de la planta por la aplicación de un parche callicida, que alguien le recomendó ponerse en ese callo que tanto le dolía….

¡Qué peligro tienen estos callicidas! No diferencian el tejido calloso del tejido sano, por lo que los resultados pueden ser bastante catastróficos: inflamación de la zona, dolor, quemadura del tejido, infección, hipertermia…

El callo suele ser la puerta de entrada a la infección que suele extenderse, con el riesgo de que se complique en personas con enfermedades como la diabetes, problemas vasculares, inmunidad comprometida, etc., etc.

Por eso, ¡CUIDADO CON LOS CALLICIDAS!, ante este problema acude a tu podólogo de confianza, en un ratín tienes el problema solucionado.

cuidado con los callicidas, podologos Zaragoza


sandalias-verano.jpg

14 julio, 2015 Consejos útiles

Aunque todos  usamos las famosas chanclas, para ir a la playa o a la piscina, ¿por qué no es un calzado muy adecuado para el verano?

Las chanclas al no ofrecer un soporte adecuado al pie, hay una tendencia a curvar los dedos para sujetarlas, los pasos que se dan son más pequeños y hay que realizar un esfuerzo extra al caminar, que supone tensar de forma continua músculos.

Al andar con chanclas se estira la fascia plantar causando inflamación (fascitis), dolor o cansancio.

A corto plazo se podrían producir lesiones como esguinces, dolores en talones (talagias) y arco del pie, y  a largo plazo podrían causar fracturas por estrés o, incluso, juanetes.

Por eso limita el uso de las chanclas en verano y no tendrás molestias en tus pies.


vuelta-al-cole.jpg

Los podólogos advierten que están detectando el uso de un calzado inadecuado y pequeño en niños, generando deformidades en los dedos y a largo plazo graves lesiones en edades adultas. Por eso no olvidar que la vuelta al cole también es para los pies.

Sumergidos en la vuelta al cole y con la entrada del otoño, hay que preparar a los más peques para la nueva etapa que comienzan.

Un buen calzado es el que respeta la fisiología y la estructura de los pies, es decir, que se adapta tanto al largo como al ancho del pie.

El calzado idóneo para niños y mayores, ya sea de hombre o mujer, debe adaptarse a nuestros pies y no a la inversa”.

A la hora de elegirlo, es importante tener en cuenta la edad, la longitud adecuada del calzado, la actividad que se va a realizar, las horas que vamos a permanecer en pie, los materiales etc. Además, es recomendable comprar el calzado preferentemente por la tarde, ya que el pie suele estar más dilatado.

El calzado debe ser cómodo desde el primer día y la aparición de rozaduras y ampollas no la podemos considerar “normal”
Un calzado que no permite el desarrollo físico y motor del niño puede estar poniendo en peligro su salud e incluso, puede producir graves problemas que le acompañen hasta la madurez, al alterar el crecimiento del pie y favorecer la aparición de deformidades.

 


Camino.jpg

10 junio, 2014 Consejos útiles

Si vas a realizar el Camino de Santiago o parte de él, seguro que te interesa leer estas recomendaciones para no sufrir mucho de los pies, durante esos días donde los ponemos a prueba. 

Para evitar las ampollas, todos los días antes de comenzar a andar, es aconsejable aplicar un poco de vaselina por el talón, la planta y entre los dedos. 

Al calzarnos ponernos los calcetines de algodón sin costuras, si llevamos zapatillas, y si llevamos botas, además de los de algodón, otro par de lana para ajustar bien el pie en el interior. Prestar atención a no dejar arrugas en los calcetines.

En caso de ampollas, quemar una aguja de coser para estirilizarla, y atravesar la ampolla con la aguja en la que previamente habremos enhebrado un hilo, dejando el hilo dentro de la ampolla para que drene, y cortándolo por los extremos a un par de centímetros de la ampolla.

Después de la jornada es muy recomendable un baño de pies con agua fría o templadita para descansar los pies y reactivar la circulación. A la hora de ducharse es recomendable hacerlo con chanclas para evitar hongos, verrugas… y por higiene!.

Después del aseo dar un masaje en los pies con crema hidratante. Si tenemos alguna herida en los pies, curar esas rozaduras o ampollas, volver a desinfectar con Betadine. Colocar los apósitos cubriendo las lesiones para que estén bien pegados por la mañana cuando pongamos la vaselina.

Dejaremos aireando las botas, incluso si las tenemos húmedas podemos rellenarlas con papel de periódico en su interior para que absorba la humedad.

Para descansar de las botas, lo mejor usar unas sandalias de caminata, que puedas llevarlas a la ducha y mojarlas, y tienen suela especial para caminar.

Feliz Camino!!!


calzado-laboral.jpg

Escoger adecuadamente el calzado laboral evitaría cerca del 80 por ciento de las dolencias en los pies y espalda.

En este sentido, se recomienda la realización de un estudio de la pisada para que tras obtener un diagnóstico del pie realizado por un profesional, se pueda escoger adecuadamente el calzado laboral. Si bien es cierto que cada profesión conlleva unos riesgos intrínsecos y problemas derivados, entre los más comunes destacan los atrapamientos, los golpes, cortes, pinchazos, laceraciones, contusiones,  aplastamientos, fracturas o, incluso, amputaciones.

Además,  el realizar posturas forzadas como estar de cuclillas o las posturas estáticas pueden provocar sobrecargas en el aparato locomotor, trastornos circulatorios y fascitis plantar, entre otras molestias.

Entre los sectores laborales más afectados por este tipo de dolencias destacan aquellos en los que la postura es estática o suponen mucho tiempo erguido o caminando como pueden ser peluquería, estética, magisterio, operarios de fábricas, profesionales del sector sanitario, comerciales o azafatas, entre otros.

Se aconseja de modo general, la utilización de un calzado con contrafuerte resistente, realizado en piel (aportará mayor confort, flexibilidad y transpirará mejor el pie) y un tacón ergonómico que no supere los tres centímetros, para aportar mayor comodidad a la pisada y ayudar a la reducción de las molestias derivadas de cada profesión.


hidratacion-la-mejor-proteccion.jpg

«Mujer, entre 55 y 65 años, aquejada de dolor por problemas de durezas, sequedad  o callos en los pies». Esta es la radiografía del paciente que los podólogos  describen que suele llegar a sus consultas, especialmente justo antes del verano  o durante el mismo, según el Estudio de Hábitos de Cuidado e Hidratación de los  pies de los españoles, puesto en marcha por Neutrogena a través del instituto de  investigación Nielsen, con el aval del Consejo General de Colegios Oficiales de  Podólogos de España (CGCOP).  Realizado con las respuestas de 728 personas y 154 podólogos colegiados.

Más de 7 de cada 10 pacientes no utilizan cremas específicas para pies, según el Estudio.

 Y es que, según el texto, para  9 de cada 10 españoles, la hidratación de los pies, comprendida dentro de los cuidados principales del cuerpo, es importante. Así, el hecho de aplicarse crema en los pies e hidratarse es lo que la mayor parte de los encuestados entiende o identifica por un cuidado básico del pie.

La hidratación de los pies, debe realizarse siempre  y en todo caso aplicando cremas específicas para este uso, ya que existen  composiciones y formulaciones que pueden actuar a nivel del cuerpo que resultan  insuficientes para esta parte concreta, con lo que no estaríamos alcanzando los  niveles de hidratación óptimos para los pies.

Según este estudio en líneas generales, un 39 por ciento de los encuestados  acude al menos una vez al año al podólogo y un 27 por ciento ha  acudido al menos una vez de forma ocasional. De hecho, según se desprende del  estudio, entre los que han acudido al podólogo en el último año, la pauta de  comportamiento más habitual es ir una vez al año (42 por ciento) con el objetivo  de revisarse las durezas, callos y sequedad.


Powered by drivebiz 2017 © Consulta Podólogo Zaragoza Pieamarillo