¿Sabías que el consumo de tabaco puede influir en la salud de tus pies?

2 septiembre, 2018
mujer-nicotina-y-callos_podologia-zaragoza-1200x1320.jpg

El consumo de tabaco además de estar relacionado con enfermedades cardiovasculares y crónicas, también influye en la salud de los pies, puesto que produce diversos efectos sobre la piel.

A nivel podológico, existen hipótesis de que el consumo de tabaco, podría considerarse un factor de riesgo para la aparición de helomas (callos) y más concretamente de las hiperqueratosis plantares crónicas(durezas).

Fumar provoca un endurecimiento de las arterias, lo que hace que disminuya el flujo sanguíneo, que la sangre sea más espesa y, por tanto, que se reduzca la llegada de oxígeno a los tejidos.

Como consecuencia de esta mala circulación, es común que el pie tenga dificultad para eliminar infecciones, que éstas tarden más en curarse y su piel esté más deshidratada. Esto lo convierte en un factor de riesgo, para la aparición de callos o helomas en las plantas de los pies.

Al estar afectado el  transporte de oxígeno a las células, la sangre con toxinas, permanece más tiempo afectando glándulas sudoríparas lo que puede irritar y bloquear los capilares y tejidos.

El callo que se nos forma en la planta del pie por ejemplo, actúa como un tapón que impide la salida de toxinas y la nicotina, que llega a producir el dolor e inflamación.

Estos callos son conocidos como “helomas nicotínicos”.


En resumen los efectos del tabaco sobre la piel son:

  1. Uno de los mecanismos fisiopatológicos que el tabaco ejerce sobre la piel son las alteraciones en la cicatrización.  Ha sido probado que el consumo de tabaco interfiere en los procesos de cicatrización de las heridas.   Los pacientes fumadores presentan un mayor número de complicaciones postquirúrgicas de la piel que los no fumadores.
  2. Con el tiempo se ha podido demostrar que la dermis de los pacientes fumadores presentan un incremento de número de fibras y de esta manera la piel se engrosa y se forma la queratosis (callosidad), debido a la pérdida de las propiedades de la elasticidad y flexibilidad y al aumento de la sensibilidad con la fricción y sobrecarga.

La experiencia de los podólogos coincide en que los pacientes fumadores presentan  callos o helomas nicotínicos que se caracterizan por ser dolorosos, con un color característico amarillento y recurrente cada 3 a 4 semanas.

Con esto pretendemos informar, que en numerosos casos, el tabaco podría tener relación con la aparición de estas lesiones en la piel y que no son de fácil tratamiento por así decirlo, aún así:

-Evitar el consumo de tabaco ayudará a mejorar o incluso a eliminar la lesión.

-Si padeces este tipo de lesiones, en la consulta podemos realizar un tratamiento podológico (quiropodia), en la que eliminamos las callosidades y en caso de ser necesario podemos aconsejarte uso de cremas específicas, tratamiento con plantillas personalizadas para descargar las zonas dolorosas de máxima presión…

Si tienes cualquier duda o aclaración, ponte en contacto conmigo, estoy para ayudarte.


cuidados del pie mujer fumadora_podologos zaragoza

Powered by drivebiz 2017 © Consulta Podólogo Zaragoza Pieamarillo