Tratamiento de uñas encarnadas sin cirugía: la ortonixia (brackets)

25 noviembre, 2017
uñas-encarnadas_podologo-Zaragoza-1.jpg

La ortonixia es un tratamiento para reeducar las uñas encarnadas que, en muchas ocasiones, evita la cirugía definitiva en las mismas.

La ortonixia es un tipo de tratamiento para las uñas encarnadas que consiste en la aplicación de unos dispositivos de alambre, parecidos a los brackets utilizados en la ortodoncia dental.  Su misión será eliminar o reducir la convexidad de la lámina ungueal con el tiempo (de 1 a 3 años según los casos).

Existen distintos tipos de brackets, según sea la morfología y el grosor de las uñas afectadas. El uso de brackets para las uñas no tiene contraindicaciones y es apto para todo tipo de público (niños, diabéticos, ancianos…).

Tratar las uñas encarnadas con brackets es muy útil para no faltar a clase unos días en caso de niños, o para no coger baja en el trabajo, o cuando no es aconsejable realizar ninguna intervención quirúrgica por problemas médicos.  O porque simplemente tenemos miedo a la cirugía: a las agujas, a la anestesia…

Es un tratamiento correctivo para las uñas sin dolor, bien recibido por los pacientes que lo han usado ya, por su comodidad, por su buena estética, y por su efectividad desde el minuto cero. Permite seguir practicando las actividades deportivas y llevar el calzado habitual.

La aplicación completa de la ortonixia en consulta suele durar unos 40 minutos, sin dolor, y no necesita ningún tipo de anestesia.

Los resultados se van viendo progresivamente sobre todo cuando la uña va creciendo y ya no se clava como sucedía antes. Conforme la uña va creciendo, el bracket y la resina que va por encima, se va desplazando hacia el final de la uña. Por eso es necesario hacer correcciones en la consulta: limar la uña que va creciendo, entre otros ajustes. Todas estas sesiones están incluidas en el precio del tratamiento.

Cuando el bracket llega al final de la uña, ése es el momento de quitarlo y poner otro. Suele suceder aproximadamente entre los 9 y 10 meses después de colocado, todo depende de la velocidad de crecimiento de la uña en cuestión.

El tratamiento con brackets requiere en ciertos casos repetirlo durante 2 años para conseguir la mejoría total de la convexidad de la placa ungueal.

Si sufres de uñas encarnadas, pregúntame y valoraré la posibilidad y conveniencia de dicho tratamiento para tu caso.



Powered by drivebiz 2017 © Consulta Podólogo Zaragoza Pieamarillo